En el post anterior hablaba de las polaridades y en este voy a introducir el concepto de la sombra, que está muy relacionado.

Una forma sencilla de entender qué es la sombra es con un pequeño ejercicio, piensa en tres palabras que consideres que te definen. Una vez las tengas, busca los opuestos de cada uno de esos conceptos que has nombrado.

Ejemplo:

ORGANIZADA                 CAÓTICA

CERCANA                        ARISCA

ALEGRE                           TRISTE

La primera columna corresponde a lo que llamamos autoconcepto, que está formado por aquellas partes de nosotrxs con las que nos identificamos y por tanto, escogemos para definirnos. Y la segunda columna, es la sombra, aquella parte de nosotros que no nos gusta y que cuando sale, rechazamos.

 

Definiendo la sombra…

 

La sombra corresponde a aquello no reconocido como propio. Y esto incluye aquello que no nos gusta de nosotrxs y también partes internas que están tan ocultas que no sabemos que existen. Un ejemplo es el famoso caso de el Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

 

Hay sombra porque hay luz, y luz porque hay sombra. Son dos caras de la misma moneda.

 

Por tanto, en la sombra nos encontramos con aquellos aspectos de nosotrxs que han sido desterrados, consciente o inconscientemente. Este destierre sucede a través del aprendizaje (familiar y social) y de la formación de nuestro carácter/ego. Por ejemplo, si yo era aceptada y querida en mi entorno cuando me mostraba alegre, la tristeza pasa a ser un aspecto desterrado en mi. Entonces, desarrollé un esfuerzo automático para que la tristeza se mantenga oculta.

 

Carl Jung, en 1945, definió la sombra como lo que una persona no desea ser. “Uno no se ilumina imaginando figuras de luz – afirmó – sino haciendo consciente la oscuridad, un procedimiento, no obstante, trabajoso y, por tanto, impopular.”

 

Todo aquello que colocamos en la sombra son aspectos de nosotrxs mismxs que nos perdemos. Siguiendo con el ejemplo de la tristeza, si mi tristeza forma parte de mi sombra cuando conecte con ella automáticamente la taparé y perderé la oportunidad de expresar aquello que me está pasando.

 

¿Cómo reconocer la sombra?

 

Una pista clara para reconocer que la sombra está actuando es cuando rechazamos o admiramos en exceso una cualidad de una persona o grupo. Podemos decir frases del estilo: ¡cómo puede hacer eso! o ¡qué atrevida es esa persona!. El mecanismo es proyectar la sombra en la otra persona, por ejemplo, en la primera frase podría estar proyectando mi parte inadecuada y en la segunda, mi atrevimiento/valentía.

 

Relación entre la sombra y las polaridades

 

Al inicio del post comentaba que la sombra está relacionada con las polaridades. En la terapia gestalt, uno de los trabajamos que hacemos es la integración y aceptación de las polaridades. De esta manera, desarrollamos la capacidad de que sea la situación vivida la que nos lleva a escoger como actuar y no lo aprendido, que puede ser que en la situación actual no nos siente bien. Por tanto, a más luz en la sombra más reconocimiento de todo lo que somos y también, más oportunidad para ser libres a cada momento.

 

A más luz en la sombra, más reconocimiento de todo lo que somos y también, más oportunidad para ser libres a cada momento.

 

Una forma de ir dando luz a la sombra es revisar esos aspectos que rechazamos de manera desproporcionada de los demás, y también, aquellos que admiramos. Los dos hablan de aspectos internos que no reconocemos en nosotrxs, y que si están porque sino no sabríamos verlos en los demás.

 

Si te apetece comentar, estaré encantada de leerte.

 

Bibliografía y lectura recomendada

C. G. Jung, J. Campbell, S. Keen, et al. (1993). Encuentro con la sombra.  Barcelona: Ed. Kairós.

 

 

Artículos Recomendados:

Laura Muñoz Hurtado

Laura Muñoz Hurtado

Sesiones de acompañamiento individual y grupal de Psicoterapia en Barcelona.
Laura Muñoz Hurtado

Latest posts by Laura Muñoz Hurtado (see all)

Pin It on Pinterest