Somos cuerpo, mente y emoción. Seguro que has escuchado esta afirmación muchas veces, pero… ¿sabes lo que quiere decir? En este post te explico el significado.

Primero, a modo de chequeo, observa si tu funcionas más con la mente, la emoción o con el instinto. Quizás nunca te lo has planteado, no pasa nada, te invito a que lo hagas ahora. Para saberlo te puede ayudar fijarte si todo lo piensas y racionalizas, o quizás, te emocionas con facilidad y eso suele ser el motor de tu vida. O por el contrario, las vísceras, el instinto son los que te llevan a la acción. ¿Cuál utilizas más?

 

Tres centros de información

 

Cuerpo, mente y emoción son tres fuentes/centros de información que tenemos las personas. Todxs tenemos la capacidad de pensar, sentir y estar en conexión con nuestro cuerpo. Sí es cierto, que solemos tener más facilidad con una de las tres. Y parte del aprendizaje es ir desarrollando, también, las fuentes que menos utilizas.

En el presente siempre están funcionando los tres centros a la vez, es decir, pensamos, sentimos y nos pasan cosas en el cuerpo (tensiones, calor/frío…). Según el entrenamiento que tengamos en darnos cuenta, podremos tenernos más o menos en cuenta de forma completa.

De un modo práctico, los centros nos pueden dar las siguientes informaciones:

    • Cuerpo: tensiones, distensiones, temperatura, dolor físico, impulsos (el cuerpo nos lleva hacia algún lugar o a accionar algo y no lo hemos decidido con la cabeza), localización de las emociones en ciertas partes del cuerpo, nudos, pesadez, ligereza, cansancio, fuerza, debilidad, enfermedad, etc.
    • Emociones y sentimientos: alegría, tristeza, miedo, rabia, vergüenza, asco, ternura, erotismo, angustia, amor, odio, belleza, culpa, vulnerabilidad, sorpresa, frustración, calma, serenidad, valentía, euforia, gratitud, agradecimiento, ilusión, esperanza, etc.
    • Mente: pensamientos, juicios, planes, fantasías, ideas, cuestiones del futuro, cuestiones del pasado, recreaciones de escenas, creación de escenarios, creencias, creencias irracionales, ideas locas, teorías, justificaciones, posibilidades, organización, orden, etc.

 

Es común responder a la pregunta ¿cómo estás? con un ‘bien’. Desde la terapia gestalt, este ‘bien’ está vacío de información y suele ser una forma automática de responder, sin realmente prestarte atención. Prueba a responderte a esta pregunta teniendo en cuenta los tres centros que acabo de enumerar. Por ejemplo: ¿cómo estoy? me siento alegre, noto calor corporal y pienso que hoy he empezado el día con mucha energía.

 

Ten en cuenta tus tres centros. ¿Cambia algo para ti?

 

¿Para que sirve tener en cuenta los tres centros?

 

La forma más sencilla de responder a esta pregunta es con un ejemplo.

Imagina que te levantas de la cama por la mañana, te estiras y te dispones a empezar tu rutina. Cuando estás preparándote el desayuno te das cuenta de que estás cansadx, aún y así continuas tu día con el ritmo habitual. Te dices a ti mismx que tienes que hacer muchas cosas hoy y que no tienes tiempo de descansar ni de ir más despacio.

Si analizamos este ejemplo, la persona está dándose cuenta de la información corporal y la mental. Y ‘haciendo caso’ a la mental. El centro de información que brilla por su ausencia es el emocional.

Imagina que continuas con tu día y acabas tu jornada laboral. Al salir de la empresa, de golpe, sientes más el cansancio. Piensas, es normal, he trabajado mucho (no recuerdas que ya por la mañana te sentiste así). Cuando llegas a casa, te sientas en el sofá y te relajas. En ese momento te das cuenta de que estás triste. A la vez de que te das cuenta de tu tristeza, también ves la hora y te dices, tengo que seguir con lo planeado. Vuelves a la acción.

En esta última parte, la persona tiene información de los tres centros (cansancio, tristeza y planes), pero decide hacer caso a su pensamiento de seguir con lo planeado. En este caso no sabemos cuales son las obligaciones de esta persona, imagina que son cuestiones del hogar y que puede postponerlas sin que suponga mucho desajuste. Y que aún y así, decide no atender a su cansancio ni a la tristeza. Si esta situación se repite a menudo, es probable que su cansancio siga aumentando y también aparezcan otro tipo de síntomas porque no se está atendiendo emocionalmente, por ejemplo: ansiedad, bajada de defensas…

Otra opción podría ser que la persona decida reorganizar las tareas para poderse tomar una tarde de tranquilidad y cuidado de su cuerpo y su tristeza. Y así pueda atender a todo lo que le está pasando y no sólo a su cabeza.

Respondiendo a la pregunta

 

Prestar atención a nuestros tres centros sirve para atendernos y cuidarnos. No siempre es posible cambiar lo planeado, pero si cambiar tu ritmo, actitud y así tenerte en cuenta. Por ejemplo, no es lo mismo sentirte triste e ir más lenta que seguir con el ritmo habitual.

 

¿Te atreves a tenerte en cuenta y cuidarte?

 

¿Cómo empezar a tener en cuenta tus tres centros?

 

Hay una manera de poner en práctica la escucha de los tres centros y es mediante la respiración. Te explico un ejercicio:

Siéntate de manera cómoda, cierra los ojos y presta atención a tu respiración (al aire que entra y sale por tu nariz, el movimiento de tu abdomen…). Cuando lleves unas cuantas respiraciones, presta atención a tu cuerpo, ¿hay alguna parte que sientas más o de manera diferente a otra?, pon tu foco en el cuerpo. Una vez hayas localizado una sensación corporal, pregúntate ¿qué estoy sintiendo ahora?. Y por último, una vez hayas identificado la emoción que te acompaña, presta atención a qué te estás contando en ese momento, qué pensamientos tienes. Todo este ejercicio hazlo acompañadx de la respiración. Y al final, respira todo lo que te está pasando en este momento, ese es tu aquí y ahora.

Poner en práctica este ejercicio a diario te irá permitiendo estar más en contacto contigo y poco a poco irás tomando más consciencia sobre ti mismx a todos los niveles, emocional, mental y corporal.

Me gustaría saber cómo es para ti esto que explico en este post. Estaré encantada de leerte en los comentarios.

 

Artículos Recomendados:

Laura Muñoz Hurtado

Sesiones de acompañamiento individual y grupal de Psicoterapia en Barcelona.
Laura Muñoz Hurtado

Latest posts by Laura Muñoz Hurtado (see all)

Pin It on Pinterest